viernes, 20 de julio de 2012

regreso


y en medio de mis días
tus besos que se pliegan al silencio 
como el vuelo de un pájaro 
que vuelve al nido, cada tarde,
después de recorrer alerta 
todos los rincones 
de este espacio mío.


miércoles, 11 de julio de 2012

sin saber


aún no sé 
cómo se ven los amaneceres 
desde la profundidad de tu mirada, 
ni cuál es el sabor 
de mis besos en tu boca, 
tan sólo pude, alguna vez, 
mirarte desde mi alma...